2011/10/29

Masacre anunciada: 300 fusiles con destino a los paramilitares ingresaron a Curvaradó

Más de 300 fusiles con destino a los paramilitares ingresaron a 
Curvaradó en un camión que atravesó por el caserío de Pavarandó donde se 
encuentra un retén policial. De acuerdo con la información recibida con 
este armamento se pretende reforzar las operaciones de control 
territorial con la dotación a jóvenes que vienen siendo reclutados en 
diversos municipios del eje bananero.

Los paramilitares desde abril pasado ingresaron a Jiguamiandó en cuyos 
limite vienen implementando la siembra de coca e instalaron laboratorios 
de cocaína, que ha salido en medio de 4 retenes policiales y militares. 
Un número aproximado de 300 paramilitares se movilizan desde esa fecha 
entre Pavarandó , Belén de Bajirá y Curvaradó y otros 200 se mantienen 
en Jiguamiandó

En esta misma estrategia de control han amenazado de muerte en Llano 
Rico a jóvenes que consumen algún tipo de droga y han militarizado entre 
Pavarandó (Resguardo Indígena) y Apartadocito (Territorio Colectivo) 
donde también se han sembrado decenas de hectáreas con coca por parte de 
los paramilitares

Igualmente en el territorio comunitario de Camelias, en Curvaradó, 
continúa la ocupación ilegal de predios en los que se instaló una Zona 
de Biodiversidad, los invasores destruyeron siembras de pan coger.

Continúa la operación paramilitar en los territorios colectivos de 
Jiguamiandó y Curvaradó, sin que se hayan adoptado medidas eficaces de 
prevención de daños irreparables a la población afromestizas e indígena.

Bogotá, D.C. Octubre 26 de 2011

COMISIÓN INTERECLESIAL DE JUSTICIA Y PAZ

2011/10/26

Octubre de 2011, Cacarica: ¿Otra masacre anunciada en Colombia?

Octubre de 2011, Cacarica: 
¿Otra masacre anunciada en Colombia?

El territorio se llama Cacarica, se extiende sobre 100.000 hectáreas y está poblado por 21comunidades afrocolombianas y 4 resguardos indígenas. Está cubierto por selva primaria y tiene un ecosistema único en el mundo (muchas plantas y especias animales son endémicas, es decir solo existen en esta parte del planeta).

Este territorio aviva muchas codicias porque esta geoestratégico (por allí uno tiene que pasar para ir de América del norte a América del sur, y una banda de tierra muy estrecha hace el límite entre los mares de Caribe y del Pacifico) y allí se encuentran muchos recursos naturales (minerales, petróleo, tierra muy fértil, madera de precio, …).

Cronología muy breve

1996: bloqueo alimentario y amenazas a los campesinos afrocolombianos y los indigenas del territorio de Cacarica

1997, del 25 al 27 de febrero: Operación “Genesis”. Operación militar y paramilitar que provocó desplazamientos masivos. 

Se estima de 3000 à 5000 personas los desplazados del Cacarica. Se cometieron muchas violaciones de los derechos humanos. En el territorio de Cacarica, 84 hombres fueron asesinados, entre otros el caso muy cruel de Marino López.

El territorio está bajo la jurisdicción militar de la brigada XVII (todavía eta bajo la jurisdicción de la misma). El general Rito Alejo del Rio era el jefe de la brigada. Era un gran amigo de Uribe, quien era entonces gobernador del departamento de Antioquia y (...) después presidente de Colombia (del 2002 al 2010).

Hace dos años, acciones judiciales iniciadas por ONGs de Derechos Humanos permitieron la detención del general Rito Alejo del Rio. El único motivo en su contra que fue retenido por la justicia fue lo del asesinato de Marino López. El juicio se está dando.

1997-2001: algunos campesinos de Cacarica desplazados en Turbo, donde viven en condiciones infra-humanas, deciden fundar la organización CAVIDA (Comunidades de Autodeterminación, Vida y Dignidad). 

Deciden volver a su territorio y constituir Zonas Humanitarias y Zonas de Biodiversidad, cuyo príncipio básico es el rechazo de colaborar con un actor armado, cualquier sea (legal o ilegal), y la interdicción para todos los actores armados de ingresar en su territorio de vida.

Están acompañados en este proceso por varias ONGs de defensa de los Derechos Humanos, especialmente la ONG colombiana Comisión Interecclesial de Justicia y Paz. Estas zonas fueron reconocidas por la Corte Interamericana de derechos Humanos, institución que depende de la Organización de los Estados Americanos.

2011: retorno a su territorio, concretización de las Zonas Humanitarias simbolizadas por una “malla de vida”, un alambre que marca en el espacio su zona de vida.

2001-2010: presiones y amenazas varias por parte del Estado colombiano y de los paramilitares.

2010: Uribe, en este entonces Presidente de Colombia, retoma un proyecto viejo llamado la “Panamericana” y rebautizado “Transversal de las Américas”. 


Se trata de construir un ramo de carretera de 108 km para juntar una carretera que ya exista y que va de Colombia hasta el sur de América del sur con otra carretera que ya exista y va de Panamá al norte de América del norte.

Este tramo de carretera pasaría por territorios de selva primaria poblados con afrocolombianos y indigenas, entre otros el territorio de Cacarica.

Sin hacer caso de las leyes internacionales y nacionales que dictan la obligación de consultar las minorías étnicas al nombre del derecho a la autodeterminación de los pueblos, las otras están atribuidas por Uribe a la empresa de Willian Velez Sierra, gran industrial sobre el cual pesan graves
presunciones de colaboración con los paramilitares.

2010-2011 : el juicio del general Rito Alejo del Rio se está dando.

Marzo 2011: las comunidades de Cacarica ponen un queja en contra del ministerio de los transportes y del Inco, la institución del estado responsable de la administración de los territorios, por no haber sido consultadas en cuanto al proyecto de la Transversal de las Américas.

Septiembre 2011: CAVIDA publica un comunicado (ver abajo) para denunciar la presencia de los paramilitares y la información que recibieron según la cual ellos les van a desplazar antes del fin del año.

Octubre 2011: CAVIDA publica un comunicado (ver abajo): los paramilitares han instalado un bloqueo alimentario, lo que puede tener como resultado, en esta región en la cual las tasas de malnutrición y desnutrición son las más altas del país, muertes por falta de comida. 


La única via de acceso a Cacarica es el rio, así que el control es muy fácil. Las comunidades denunciaron la situación a los militares de la brigada XVII, responsable de esta jurisdicción; no pasó nada.

Fin del 2011: masacres y desplazamientos masivos de la población del Cacarica???

> > > > >

Comunicado de octubre

Cacarica, Control paramilitar y amenazas paramilitares

Se cumplen 10 días desde que paramilitares que operan en el puerto de Turbo en Antioquia y el municipio de Riosucio ordenaron a transportadores fluviales abstenerse de ingresar alimentos a los pobladores afrocolombianos e indígenas de Cacarica.

Los paramilitares señalaron que quien quiera ingresar alimentos debe presentarse personalmente en Turbo y no se acepta el ingreso de alimentos por encargo.

Igualmente a los transportadores les están vacunando exigiendo que se entreguen entre 40 y 60 galones de gasolina para poder movilizarse por el rio Atrato entre Turbo y Cacarica. Anunciaron que ingresaran a los territorios colectivos de Cacarica por que la población esta con la guerrilla y ellos deben asegurar el desarrollo y el progreso.

Paramilitares han retenido a integrantes de los consejos comunitarios asociados en CAVIDA sobre el rio Atrato, donde les han intimidado y amenazado, hace pocos días.

La propuesta de organización CAVIDA para la protección de la vida y el territorio, que constituyeron Zonas Humanitarias y Zonas de Biodiversidad desde el 2001, luego de una incursión armada realizada con el consentimiento de la brigada 17, se encuentra como blanco de las nuevas amenazas

Sobre el rio Atrato en los puntos de Tumarado, La Honda, Trevesia, los paramilitares instalaron puestos de control de la población que se moviliza por el Atrato e igualmente revisan el ingreso de bienes de supervivencia (alimentos), y los retienen, señalaron algunos afrocolombianos.

Mientras las fuerzas militares argumentan que hay control sobre el rio Atrato a través del batallón fluvial, los paramilitares estan haciendo y deshaciendo, como se explica, se pregunto uno de loa afrocolombianos.

El anuncio de incursion a Cacarica y las amenazas de agresiones contra los que habitan las Zona Humanitarias, integrantes de los consejos comunitarios de Cacarica asociados en CAVIDA, con estas acciones son un presagio muy negativo, anoto una lideresa.

Como en 1996 antes de la operación “genesis”, estamos viviendo el mismo bloqueo y repitiendo la limitación en nuestro derechos, ahora justo, cuando estamos a la espera que la Corte Interamericana de Derecho Humanos aborde el caso del asesinato de Marino López y el desplazamiento por esta actuación de la Brigada 17.

Las actuaciones paramilitares están coincidiendo con la pretensión de la empresa privada del grupo de William Velez Sierra, de iniciar un proceso de consulta sobre la construcción de un tramo de la carretera panamericana que afectará étnico territorial y ambientalmente a Cacarica.

Bogotá, D.C 20 de octubre de 2011
COMISION INTERECLESIAL DE JUSTICIA Y PAZ


> > > > >

Comunicado de septiembre

Fuentes indican que paramilitares atacarían en nuestro territorios

Martes 13 de septiembre de 2011 
(ZONAS HUMANITARIAS NUEVA ESPERANZA EN DIOS Y NUEVA VIDA,
SEPTIEMBRE 11 DE 2011)

Queremos compartir al mundo nuestra preocupación por la información recibida de fuentes confiables sobre el desarrollo de una operación militar y paramilitar que se realizaría en nuestra cuenca antes de terminar el 2011.

La fuente afirma que alrededor de 100 paramilitares se estarían preparando en Carmen del Darién, otros en Turbo, Apartadó y Chigorodó, en estos tres últimos han ido reclutando jóvenes a los que pagan 800 mil pesos para incursionar en el territorio colectivo.

El objetivo de la operación es iniciar el control social y territorial en los caseríos Vijao Cacarica, El Llimón y la Zona Humanitaria Nueva Vida. Según la fuente, la operación cuenta con el apoyo del ejército que nos sigue concibiendo como sus enemigos por exigir el respeto a nuestros derechos.

La fuente de la información nos dice que algunos de los militares de la brigada 17 conocen de los propósitos.

Esta se acercó para informarnos que sabía que somos gente inocente, que nuestro delito para los militares y paramilitares, es denunciar sus atropellos y exigir el derecho a la Consulta y Consentimiento frente a todos los proyectos que se pretenden implementar en nuestro territorio.

Sabemos y el mundo sabe que nunca hubo desmovilización real paramilitar en Colombia, que hoy en gobierno colombiano los camufla de diferentes nombres Bacrim, Aguilas Negras, Rastrojos etc., y muchos hechos han demostrado que su estructura no ha cambiado, como no ha cambiado su alianza con las fuerzas
militares del Estado. 


En Turbo, en Riosucio, en Tumaradó están ellas y ellos a la vista del todo el mundo, conviven con autoridades, se les ve en conversaciones con integrantes de la Fuerza Pública, en que se diferencian del pasado, en que antes estaban ahí de camuflado y ahora están de civil, combinan armas cortas y guardan en escondrijos armas largas que las tienen al lado y que ahora quieren controlar los territorios para agronegocios,obras de infraestructura.

La información de hoy, nos trae a la memoria lo sucedido en el 1997 con “Operación Génesis” donde asesinaron a Marino López y luego 84 personas mas, generó el desplazamiento de más de 3800 personas de Cacarica y Salaquí en la operación ordenada por el General Rito Alejo del Río. Desplazamiento que se encuentra en impunidad.

Desde hace 14 años resistimos en medio del conflicto por la vida y la defensa del territorio y día a día construimos propuesta en la búsqueda de la verdad y la justicia, es por eso que llamamos al mundo a que nos acompañen cuando la situación tiende a agudizarse pues el interés por nuestro territorio por parte de los poderosos aún no termina.

Así como hemos condenado los asesinatos de civiles cometidos por la guerrilla de las FARC, hoy rechazamos las actuaciones de la fuerza pública que han causado graves infracciones al derecho humanitario y violaciones de derechos humanos.

Durante los últimos meses se han presentado sobrevuelos continuos de helicópteros y avionetas militares durante la noche y el día en las madrugadas, que pasan muy cerca sobre las Zonas Humanitarias y de los caseríos vecinos. 


Estos sobre vuelos han causado temor y pánico a la población, pues en meses pasados la fuerza pública realizó bombardeos y ametrallamientos donde murieron civiles en El Truandó, personas que no tienen que ver con el conflicto armado.

En los lugares de trabajo de los habitantes de las Zonas Humanitarias y en las Zonas de Biodiversidad han aparecido letreros que manifiestan lo siguiente. “guerrillero desmovilízate tu familia te espera”. Estas pintas son un falsa acusación, son un señalamiento con el cual se pretende estigmatizar, justificar las agresiones pues no son albergues de la guerrilla ni lo han sido son mecanismos de protección del territorio.

Miembros de la fuerza pública han ofrecido dinero a miembros de las zonas Humanitarias para que brinden información del paradero de la guerrilla pretendiendo desconocer nuestro proyecto de vida, pretendiendo involucrarnos en su guerra, que no es la nuestra, de ahí sus retaliaciones.

El pasado 24 de Agosto a las 8.00 pm. en la comunidad Quebrada Bonita donde trabajan integrantes de CAVIDA, se produjo un sobrevuelo con la avioneta exploradora, 10 vueltas continúas sobre la casa en que se albergan integrantes de los consejos comunitarios.

Confiamos en su solidaridad para evitar una incursión paramilitar en el territorio que afecte la vida e integridad de los afrocolombianos, indígenas y mestizos que habitamos en Cacarica.

Familias de consejos comunitarios de Cacarica, asociados en Comunidades Autodeterminación, Vida, Dignidad, CAVIDA

2011/08/30

Referencias sobre la familia Uribe Vélez / Clan de los 12 apóstoles

José Zepeda entrevista a Olga Behar
El clan de los 12 Apóstoles‟ es un libro escrito por la conocida periodista colombiana Olga Behar.

http://sites.rnw.nl/documento/olga-behar.pdf

- / - / - / - / - /  -


La verdad sobre el paramilitarismo 

del 'Clan de los 12 Apóstoles'


- / - / - / - / - /  -

Lo que dice 'El Clan de los 12 Apóstoles'

Viernes 29 Abril 2011

ENTREVISTAEl libro de Olga Behar recoge el testimonio del mayor de la policía Juan Carlos Meneses, quien acusó a Santiago Uribe de ser partícipe de la creación de los grupos paramilitares en Antioquia. Entrevista con su autora, por Radio Nederland.


- / - / - / - / - /  -

Libro ¨El clan de los 12 apóstoles¨implica a Santiago Uribe


- / - / - / - / - /  -

SANTIAGO URIBE HERMANO DE ALVARO URIBE DIRIGE GRUPO PARAMILITAR
http://youtu.be/sgNk3tQkCzM

- / - / - / - / - /  -





2011/08/21

Ayuda de E.U. se usó para espiar en Colombia, según The Washington Post


http://www.elcolombiano.com/BancoConocimiento/A/ayuda_de_eu_se_uso_para_espiar_en_colombia_segun_the_washington_post/ayuda_de_eu_se_uso_para_espiar_en_colombia_segun_the_washington_post.asp

 

Ayuda de E.U. se usó para espiar en Colombia, según The Washington Post

Efe | Washington, Estados Unidos | Publicado el 21 de agosto de 2011
La ayuda que Estados Unidos ha dado durante una década a Colombia para el combate contra las bandas de la droga y las guerrillas se ha usado para espiar y difamar a jueces y grupos opositores, según un artículo que publica este domingo el diario The Washington Post.
El artículo de primera página, y que cita como fuente de sus informaciones a documentos policiales obtenidos por el Post y fiscales y ex funcionarios de los servicios de inteligencia colombianos, sostiene que "las revelaciones implican la ayuda de Esatdos Unidos en atroces abusos de poder y acciones ilegales".
Según el Post esas acciones las ha llevado a cabo el gobierno colombiano "bajo el disfraz de la lucha contra el terrorismo y el contrabando de drogas".
"El dinero los equipos y la instrucción estadounidenses dados a unidades de élite de los servicios de inteligencia colombianos, se usaron para llevar a cabo operaciones de espionaje y campañas de difamación", añadió.
Según el diario las revelaciones forman parte de una investigación cada vez más amplia del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) por parte de la Procuraduría General de Colombia.
"Seis ex funcionarios de alto rango en el servicio de inteligencia han confesado crímenes, y más de una docena de otros agentes están bajo juicio", añadió.
Según el Post, los funcionarios estadounidenses niegan que hubieran sabido o que hayan estado involucrados en acciones ilegales cometidas por el DAS.

2011/08/05

3 de abril de 2000. Muerta fiscal en Medellin

 

Muerta fiscal en Medellin

M E D E L L I N

Lunes 3, [Abril de 2000] 12:15 horas. Esta mañana la fiscal Margarita María Pulgarín Trujillo se dirigía a su trabajo en el centro de la ciudad, cuando dos hombres en una moto le propinaron cuatro disparos que le produjeron la muerte.

Lunes 3, 12:15 horas. Esta mañana la fiscal Margarita María Pulgarín Trujillo se dirigía a su trabajo en el centro de la ciudad, cuando dos hombres en una moto le propinaron cuatro disparos que le produjeron la muerte. Su deceso se produjo en la calle 37 E No. 95 B 20, en el Barrio Santa Mónica, cerca a su casa cuando esperaba el transporte que debía recogerla.
La fiscal especializada tenía 34 años, era soltera e hija de Jaime Pulgarín y Olidia Trujillo. Aún no se conocen las causas de su homicidio

Entre tanto unidades antiexplosivos de la policía desactivaban una carga explosiva abandonada en una caja con jugos de azúcar, en una de las entradas del terminal de buses intermuinicipales del sur de la capital antioqueña.
/////


Fiscalia condena asesinato de Margarita Pulgarín
Caracol | Abril 3 de 2000



BOGOTA --- .El fiscal general de la Nación Alfonso Gómez Mendez condenó hoy energicamente el asesinato de la fiscal especializada Margarita María Pulgarín Trujillo ocurrido en Medellín.

Manifiesta el fiscal que la muerte de la funcionaria constituye una nueva expresión del crimein organizado que mediante esas acciones pretende, inutilmente amedrehentar a los servidores de la institución e indicó que no lograrán detener el proposito claro de la fiscalia de combatir todas las formas de delito.

Se estableció que la fiscal especializada asesinada adelantaba varias investigaciones por paramilitarismo.

////

Antioquia se niega a creer que regresaron los sicarios

Caracol | Abril 3 de 2000

MEDELLÍN. ---- Estupor y repudió generalizado causó en diversos estamentos antioqueños el crimen de la joven fiscal, Margarita María Pulgarín Trujillo, cometido esta mañana por dos sicarios desde una motocicleta, cuando la jurista salía de su residencia, en el barrio Santa Mónica Número dos, occidente de Medellín.-

Las autoridades judiciales y de policía advirtieron que por el momento los investigadores carecen de pistas firmes sobre las causas y los asesinos de la abogada de 34 años, que trabaja desde hacía ocho años en la fiscalía de Medellín, y pertenecía a la Unidad de Terrorismo donde adelantaba procesos e investigaciones por narcotráfico y paramilitarismo.-

La fiscal Pulgarín Trujillo recibió cuatro impactos de revólver en que le provocaron su deceso cuando era trasladada a la Unidad Intermedia de San Javier, cerca al lugar de los hechos.-

Según sus familiares, la fiscal no había recibido amenazas contra su vida, y sus colegas Fiscales delegados ante los Jueces Penales de los circuitos de Medellín y Antioquia advirtieron que esta nueva muerte es una consecuencia de la eliminación de la Justicia sin Rostro.- Desde cuando fue levantada esa modalidad de justicia "hemos tenido que ser testigos y víctimas de la muerte de dos compañeros, el exilio forzado de siete, el retiro definitivo --también forzado de otros, y la muerte de cuatro fiscales Seccionales y 16 miembros del Cuerpo Técnico de Investigaciones, CTI", dijeron los fiscales.-

 ///

La fiscal Margarita María Pulgarín Trujillo investigaba entre otras, las masacres del río Atrato, relacionadas en el libro "Nos matan y no es noticia"



2011/06/25

2011 JUNIO 21 / COMUNIDAD DE PAZ DE SAN JOSE DE APARTADÓ

Que siga quedando memoria
del horror y del descaro

No podemos negar que, como cualquier ser humano, sentimos impotencia e indignación al registrar, semana tras semana, los hechos de muerte y los proyectos de exterminio que se afirman contra nuestra Comunidad de Paz, sin que nuestros justos clamores sean escuchados por ninguna autoridad, a pesar de que los paramilitares demuestran, cada vez con mayor audacia y descaro, que tienen el poder y que son respaldados y protegidos por todas las instituciones del Estado, unas coordinando con ellos las acciones más criminales; otras volviendo la cara para otro lado para no darse por enteradas de lo que ocurre.

Seguimos creyendo que lo mínimo que podemos hacer es  dejar constancia de toda esta barbarie, pues la humanidad no soporta por siempre lo que la destruye y llega a momentos de indignación universal en que enjuicia a quienes la hacen avergonzar de sí misma, construyendo instrumentos de justicia universal. Toda esta barbarie rompe el corazón y desgarra el alma de cualquiera que se identifique con la más elemental ética de la Vida.
Hoy registramos ante el país y el mundo estos nuevos horrores:
  • El jueves 16 de junio de 2011, hacia las 13:00 horas, en el sitio conocido como La Platanera, sobre la vía que de Apartadó conduce a San José, fue detenido por dos hombres armados que se identificaron como paramilitares el vehículo de servicio público que bajaba de San José a Apartadó y obligaron a descender del mismo a JORGE PESTANA BELLO y a JAVIER TORRES. Luego los hicieron entrar a la platanera y allí asesinaron a JORGE, a 100 metros del retén de la Policía. Luego subieron a JAVIER en un carro y lo llevaron a una vivienda rural en el municipio de Carepa, pasando por retenes del Ejército y de la Policía sin ser inspeccionados. En esa casa lo desnudaron y lo sometieron a diversas formas de tortura mientras lo interrogaban. Le preguntaban por un hermano suyo y por otras personas  a quienes tenían en una lista para matar. Permaneció desnudo y bajo torturas desde el 16 hasta el 19 de junio, cuando lo dejaron libre hacia las 15:00 horas, advirtiéndole que si abría la boca para denunciar lo ocurrido, lo matarían a él y a su familia. 

  • El domingo 19, hacia las 11:00 horas, un paramilitar en moto y armado llegó a la vereda Caracolí, donde hay un retén del Ejército, buscó a la familia de Javier y les comunicó que ellos, los paramilitares, tenían en su poder a Javier y para que le creyeran, los comunicó con él por celular, pues aún se hallaba en su poder. Les dijo que para salvar a Javier debían revelar el paradero de otras personas  que necesitaban; que, además, debían comunicarle a las personas que están en las listas de gente para asesinar, listas que ellos han leído públicamente en las últimas semanas, que pronto van a correr la misma suerte de Jorge Pestana, y que no los van a matar en Caracolí  con el fin de no involucrar al Ejército, sino en otros lugares. Luego el paramilitar se fue en su moto sin ser requisado en ningún puesto de control del Ejército ni de la Policía.

  • El lunes 20 de junio de 2011, hacia las 10:00 horas, tropas del Ejército ingresaron al asentamiento de la Comunidad de Paz en la vereda de La Resbalosa. Le dijeron a ABELARDO BERRÍO que tenía que venderles lo que ellos dijeran y colaborarles en lo que ellos pidieran; de lo contrario tendría que abandonar el territorio, pues lo iban a detener como “sospechoso por estar en esa vereda”. Abelardo les respondió que los miembros de la Comunidad de Paz no pueden colaborar con ningún actor armado y que esa vereda es su vereda y allí está su vivienda y por lo tanto él tiene que estar allí, como integrante de la Comunidad de Paz que es. Los militares le dijeron entonces que no podía denunciar lo ocurrido. Luego le robaron varias gallinas.
Estos hechos revelan la impotencia ante los poderes de muerte incrustados profundamente en el Estado y muestra cómo los victimarios actúan a sus anchas, no obstante todos nuestros clamores ante el Presidente Santos, ante los órganos de justicia, ante la Defensoría del Pueblo. Todos se han vuelto “ciegos” y “sordos” ante la barbarie que nos destruye. La fuerza moral de mucha gente en el mundo que nos acompaña con la solidaridad inquebrantable de su espíritu, nos anima a seguir haciendo de nuestros principios, sostenidos entre baños de sangre, una brizna de esperanza en una humanidad con dignidad.
COMUNIDAD DE PAZ DE SAN JOSE DE APARTADÓ
JUNIO 21 DE 2011

2011/06/14

2011 Jun 01 / Atrato: Desaparición de MARCIAL ANGULO

Desaparición de MARCIAL ANGULO luego de embestida de panga rápida en el río Atrato



Fuente informativa: "Comisión Intereclesial de Justicia y Paz”

La RED DE SOLIDARIDAD CON COLOMBIA “CAPICÚA”, compuesta por diversas organizaciones del Estado español cuyos nombres figuran al final del presente escrito, deseamos manifestar que:
Ante la desaparición de MARCIAL ANGULO luego de embestida de panga rápida en el río Atrato, apoyamos y suscribimos totalmente el texto enviado por la Comisión Intereclesial de Justicia y Paz de Colombia, que a continuación transcribimos: 


“Solicitud de intervención inmediata para hallar a MARCIAL ANGULO, desaparecido luego de embestida de panga rápida en el río Atrato.


Debido a la situación accidental o dolosa presentada el pasado miércoles 1 de junio en horas de la noche sobre el río Atrato en el caserío de Bocas de Atrato, estamos solicitando en conformidad con el artículo 23 de la Constitución Nacional y sus obligaciones en materia de reacción inmediata e investigación frente a situaciones accidentales en lo fluvial como la abajo descrita su pronta respuesta.


Fundamentos fácticos


*Miércoles 1 de junio hacia las 8:30 p.m., cuando estaba arribando al caserío de Bocas del Atrato, la embarcación chalupa de la organización de afrodescendientes de Cacarica, CAVIDA, fue embestida por una panga con motores de alta potencia de color blanco y azul.
Con el impacto, una mujer cayó y el conductor de la embarcación comunitaria, MARCIAL ÁNGULO recibió un golpe directo de la panga que lo arrojo a más de 4 metros cayendo a las aguas del río Atrato. La mujer logró ser rescatada y MARCIAL ANGULO permanece desaparecido.


En la embarcación de CAVIDA se transportaban 30 personas y varias toneladas de maíz.


En la panga de acuerdo con testigos, se encontraban 4 personas, dos mujeres y dos hombres, y esta emprendió la huida ignorando el llamado de auxilio de los miembros de CAVIDA.


Hasta la fecha las autoridades no han dado razón de la identificación de los responsables a pesar de la denuncia interpuesta ante la Inspección Fluvial del municipio de Turbo.


La búsqueda adelantada por miembros de la comunidad y el representante del Consejo Mayor de la Cuenca del Cacarica, ha resultado infructuosa.


Jueves 2 de Junio Hacia las 8:40 la oficina de la Vicepresidencia de la República informó que la brigada 17 conoció de la desaparición de MARCIAL en el Atrato, y que unidades militares estaban en Bocas del Atrato. Hasta el momento se desconoce si se realizó acción alguna de búsqueda por parte de la infantería de Marina.


Solicitamos respetuosamente se nos informe y se actúe en conformidad con su responsabilidad para lograr conocer el paradero de MARCIAL ÁNGULO.


1.¿Desde el conocimiento de la situación en que cayó al río Atrato MARCIAL ÁNGULO, qué actuaciones y qué entidades han realizado actuaciones y con qué resultados tendientes a encontrar a este integrante de CAVIDA?.


2.¿Qué actuaciones de rescate van a realizar a partir de este escrito?


3.¿Qué investigaciones tendientes a esclarecer y sancionar las eventuales responsabilidades individuales se han realizado?


4.¿En el registro de Guardacostas qué embarcaciones aparecen saliendo e ingresando a Turbo entre el 1 y 2 de junio de 2011?


5. ¿Todas las pangas fueron registradas? Sí o no? Y por qué?


En espera de su pronta respuesta,


Comisión Intereclesial de Justicia y Paz”


Atentamente,


RED DE SOLIDARIDAD CON COLOMBIA “CAPICÚA”


(Colectivo Sur-Cacarica, Entrepueblos-Madrid, Ecologistas en Acción, Asociación de Solidaridad con Colombia “Katío”, Asociación Guadauca, Comité Oscar Romero de Madrid y Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Mérida y Comarca)

2011 /Javier Giraldo Moreno, Sacerdote Jesuita. Testimonios sobre DH.

http://www.tv3.cat/3alacarta/#/videos/3548371

2011 /Javier Giraldo Moreno, Sacerdote Jesuita. Testimonios sobre DH.

http://www.tv3.cat/videos/3548371/Jesuita-de-Colombia

2011/04/15

Comunidades en resistencia


COLOMBIA : ANA MARÍA LOZANO RIVEROS, DE LA COMISIÓN INTERECLESIAL DE JUSTICIA Y PAZ


Once años conviviendo con las comunidades de resistencia


RICARDO FERRER Espinosa

JUEVES 16 DE ABRIL DE 2009. 

Con su morral al hombro, Ana María Lozano pasa sus días recorriendo comunidades indígenas que, cercanas a la frontera con Panamá, viven acosadas por los actores armados del conflicto colombiano.
JPG - 22.5 KB
EN MADRID. Junto a dos compañeros de Justicia y Paz, Ana María Lozano acaba de concluir una gira por el Estado español / Foto: 
Sonia Beltrán de Guevara (Asoc-Katio)



Ana María Lozano Riveros es pedagoga y defensora de los derechos humanos en Colombia, un país cafetero, pero con la democracia más descafeinada del mundo. 
Su labor en las comunidades rurales es en extremo difícil: la ‘democracia’ colombiana carece de justicia real, no existe distribución de la riqueza y ninguna autoridad garantiza ni la vida ni la seguridad de los pobladores, sobre todo si se trata de indígenas, campesinos, afrodescendientes o líderes comunitarios.
Para cumplir su tarea, Ana María Lozano convive con las poblaciones que resisten, que afirman sus derechos. Monitorizando el acompañamiento que realizan sus compañeros en 13 regiones de intenso conflicto armado, Lozano frecuenta las zonas humanitarias y las zonas de biodiversidad del Bajo Atrato y el Urabá antioqueño. Esta mujer todoterreno, vinculada a la Comisión de Justicia y Paz desde hace once años, recorre comunidades que se encuentran en la frontera con Panamá con su morral a cuestas.
Las zonas humanitarias se crearon por primera vez en 2001 en Cacarica, territorio afrocolombiano, como mecanismo de autoprotección, para evitar el desplazamiento forzado y la consumación de crímenes, en particular de militares y paramilitares. 
Allí, al lado de sus compañeras y compañeros, que pasan 365 días del año al lado de las familias en estos espacios de protección, cruza territorios que están siendo disputados militarmente entre escuadrones de la muerte del Ejército y la guerrilla, pero que están siendo apropiados por empresarios palmeros, bananeros, ganaderos, extractores forestales y mineros, protegidos militarmente por las fuerzas estatales y paraestatales. Esto ha implicado amenazas y presiones diarias, entre ellas falsas acusaciones judiciales contra ella y contra todos sus compañeros de la organización.
Las comunidades de resistencia en Colombia tienen claro que su lucha es de largo plazo. Buscan una transformación de la realidad en una democracia real, y eso significa la defensa incondicional de los derechos humanos.
Cuatro millones de desplazados [abril de 2009]
Los desplazados en Colombia alcanzan la cifra de cuatro millones según ACNUR, siendo el segundo país del mundo en número de personas desplazadas. Ante esa realidad, la Comisión Intereclesial de Justicia y Paz ha optado por acompañar el regreso de estas comunidades a los territorios y desarrollar junto con ellas todos sus potenciales para sobrevivir con dignidad en medio del conflicto armado, protegiendo los territorios ante la voracidad y barbarie empresarial, que no duda en usar las armas y un derecho tergiversado para legalizar el despojo.
Datos recientes confirman que en los últimos doce años Colombia ha parido 30.000 desaparecidos. Algunos son de estas tierras donde hoy, quienes transitan en la memoria de tantas vidas humanas segadas proyectan microdemocracias locales, modelos de economía sostenible, modos de dignificación ante la imposibilidad de una democracia que respete los derechos humanos. 
Los habitantes resistentes se han dotado de unas normas de convivencia y han firmado compromisos colectivos entre los que destaca la negativa a participar en la guerra: no dan apoyo a ningún actor armado, pero afirman su derecho a la justicia. Las empresas mineras quieren explotar las riquezas del subsuelo, simulando una consulta a los habitantes que ocupan ancestralmente el territorio de manera legítima y colectiva, con la aceptación de las autoridades de Colombia, que validan el mecanismo fraudulento como verdadero. A esa pretensión, afrocolombianos e indígenas de Curvarado y Murindo se oponen a través de actos democráticos, participativos y populares.
La Comisión Intereclesial de Justicia y Paz acompaña procesos de resistencia similares en diferentes poblaciones de los departamentos El Meta, Putumayo y Cauca, en pleno corazón del Plan Colombia en su fase II, y en El Valle. Allí continúan observando y denunciando lo que se quiere negar, la existencia del paramilitarismo, los intereses del capital que destruye la vida de miles de seres humanos y ecosistemas. Allí está la vida cotidiana de Ana María Lozano. Acompañando la dignificación de los pueblos. 
Allí se encuentra su opción personal y la de su organización, que mantiene la lucha por los derechos humanos.