2011/10/26

Octubre de 2011, Cacarica: ¿Otra masacre anunciada en Colombia?

Octubre de 2011, Cacarica: 
¿Otra masacre anunciada en Colombia?

El territorio se llama Cacarica, se extiende sobre 100.000 hectáreas y está poblado por 21comunidades afrocolombianas y 4 resguardos indígenas. Está cubierto por selva primaria y tiene un ecosistema único en el mundo (muchas plantas y especias animales son endémicas, es decir solo existen en esta parte del planeta).

Este territorio aviva muchas codicias porque esta geoestratégico (por allí uno tiene que pasar para ir de América del norte a América del sur, y una banda de tierra muy estrecha hace el límite entre los mares de Caribe y del Pacifico) y allí se encuentran muchos recursos naturales (minerales, petróleo, tierra muy fértil, madera de precio, …).

Cronología muy breve

1996: bloqueo alimentario y amenazas a los campesinos afrocolombianos y los indigenas del territorio de Cacarica

1997, del 25 al 27 de febrero: Operación “Genesis”. Operación militar y paramilitar que provocó desplazamientos masivos. 

Se estima de 3000 à 5000 personas los desplazados del Cacarica. Se cometieron muchas violaciones de los derechos humanos. En el territorio de Cacarica, 84 hombres fueron asesinados, entre otros el caso muy cruel de Marino López.

El territorio está bajo la jurisdicción militar de la brigada XVII (todavía eta bajo la jurisdicción de la misma). El general Rito Alejo del Rio era el jefe de la brigada. Era un gran amigo de Uribe, quien era entonces gobernador del departamento de Antioquia y (...) después presidente de Colombia (del 2002 al 2010).

Hace dos años, acciones judiciales iniciadas por ONGs de Derechos Humanos permitieron la detención del general Rito Alejo del Rio. El único motivo en su contra que fue retenido por la justicia fue lo del asesinato de Marino López. El juicio se está dando.

1997-2001: algunos campesinos de Cacarica desplazados en Turbo, donde viven en condiciones infra-humanas, deciden fundar la organización CAVIDA (Comunidades de Autodeterminación, Vida y Dignidad). 

Deciden volver a su territorio y constituir Zonas Humanitarias y Zonas de Biodiversidad, cuyo príncipio básico es el rechazo de colaborar con un actor armado, cualquier sea (legal o ilegal), y la interdicción para todos los actores armados de ingresar en su territorio de vida.

Están acompañados en este proceso por varias ONGs de defensa de los Derechos Humanos, especialmente la ONG colombiana Comisión Interecclesial de Justicia y Paz. Estas zonas fueron reconocidas por la Corte Interamericana de derechos Humanos, institución que depende de la Organización de los Estados Americanos.

2011: retorno a su territorio, concretización de las Zonas Humanitarias simbolizadas por una “malla de vida”, un alambre que marca en el espacio su zona de vida.

2001-2010: presiones y amenazas varias por parte del Estado colombiano y de los paramilitares.

2010: Uribe, en este entonces Presidente de Colombia, retoma un proyecto viejo llamado la “Panamericana” y rebautizado “Transversal de las Américas”. 


Se trata de construir un ramo de carretera de 108 km para juntar una carretera que ya exista y que va de Colombia hasta el sur de América del sur con otra carretera que ya exista y va de Panamá al norte de América del norte.

Este tramo de carretera pasaría por territorios de selva primaria poblados con afrocolombianos y indigenas, entre otros el territorio de Cacarica.

Sin hacer caso de las leyes internacionales y nacionales que dictan la obligación de consultar las minorías étnicas al nombre del derecho a la autodeterminación de los pueblos, las otras están atribuidas por Uribe a la empresa de Willian Velez Sierra, gran industrial sobre el cual pesan graves
presunciones de colaboración con los paramilitares.

2010-2011 : el juicio del general Rito Alejo del Rio se está dando.

Marzo 2011: las comunidades de Cacarica ponen un queja en contra del ministerio de los transportes y del Inco, la institución del estado responsable de la administración de los territorios, por no haber sido consultadas en cuanto al proyecto de la Transversal de las Américas.

Septiembre 2011: CAVIDA publica un comunicado (ver abajo) para denunciar la presencia de los paramilitares y la información que recibieron según la cual ellos les van a desplazar antes del fin del año.

Octubre 2011: CAVIDA publica un comunicado (ver abajo): los paramilitares han instalado un bloqueo alimentario, lo que puede tener como resultado, en esta región en la cual las tasas de malnutrición y desnutrición son las más altas del país, muertes por falta de comida. 


La única via de acceso a Cacarica es el rio, así que el control es muy fácil. Las comunidades denunciaron la situación a los militares de la brigada XVII, responsable de esta jurisdicción; no pasó nada.

Fin del 2011: masacres y desplazamientos masivos de la población del Cacarica???

> > > > >

Comunicado de octubre

Cacarica, Control paramilitar y amenazas paramilitares

Se cumplen 10 días desde que paramilitares que operan en el puerto de Turbo en Antioquia y el municipio de Riosucio ordenaron a transportadores fluviales abstenerse de ingresar alimentos a los pobladores afrocolombianos e indígenas de Cacarica.

Los paramilitares señalaron que quien quiera ingresar alimentos debe presentarse personalmente en Turbo y no se acepta el ingreso de alimentos por encargo.

Igualmente a los transportadores les están vacunando exigiendo que se entreguen entre 40 y 60 galones de gasolina para poder movilizarse por el rio Atrato entre Turbo y Cacarica. Anunciaron que ingresaran a los territorios colectivos de Cacarica por que la población esta con la guerrilla y ellos deben asegurar el desarrollo y el progreso.

Paramilitares han retenido a integrantes de los consejos comunitarios asociados en CAVIDA sobre el rio Atrato, donde les han intimidado y amenazado, hace pocos días.

La propuesta de organización CAVIDA para la protección de la vida y el territorio, que constituyeron Zonas Humanitarias y Zonas de Biodiversidad desde el 2001, luego de una incursión armada realizada con el consentimiento de la brigada 17, se encuentra como blanco de las nuevas amenazas

Sobre el rio Atrato en los puntos de Tumarado, La Honda, Trevesia, los paramilitares instalaron puestos de control de la población que se moviliza por el Atrato e igualmente revisan el ingreso de bienes de supervivencia (alimentos), y los retienen, señalaron algunos afrocolombianos.

Mientras las fuerzas militares argumentan que hay control sobre el rio Atrato a través del batallón fluvial, los paramilitares estan haciendo y deshaciendo, como se explica, se pregunto uno de loa afrocolombianos.

El anuncio de incursion a Cacarica y las amenazas de agresiones contra los que habitan las Zona Humanitarias, integrantes de los consejos comunitarios de Cacarica asociados en CAVIDA, con estas acciones son un presagio muy negativo, anoto una lideresa.

Como en 1996 antes de la operación “genesis”, estamos viviendo el mismo bloqueo y repitiendo la limitación en nuestro derechos, ahora justo, cuando estamos a la espera que la Corte Interamericana de Derecho Humanos aborde el caso del asesinato de Marino López y el desplazamiento por esta actuación de la Brigada 17.

Las actuaciones paramilitares están coincidiendo con la pretensión de la empresa privada del grupo de William Velez Sierra, de iniciar un proceso de consulta sobre la construcción de un tramo de la carretera panamericana que afectará étnico territorial y ambientalmente a Cacarica.

Bogotá, D.C 20 de octubre de 2011
COMISION INTERECLESIAL DE JUSTICIA Y PAZ


> > > > >

Comunicado de septiembre

Fuentes indican que paramilitares atacarían en nuestro territorios

Martes 13 de septiembre de 2011 
(ZONAS HUMANITARIAS NUEVA ESPERANZA EN DIOS Y NUEVA VIDA,
SEPTIEMBRE 11 DE 2011)

Queremos compartir al mundo nuestra preocupación por la información recibida de fuentes confiables sobre el desarrollo de una operación militar y paramilitar que se realizaría en nuestra cuenca antes de terminar el 2011.

La fuente afirma que alrededor de 100 paramilitares se estarían preparando en Carmen del Darién, otros en Turbo, Apartadó y Chigorodó, en estos tres últimos han ido reclutando jóvenes a los que pagan 800 mil pesos para incursionar en el territorio colectivo.

El objetivo de la operación es iniciar el control social y territorial en los caseríos Vijao Cacarica, El Llimón y la Zona Humanitaria Nueva Vida. Según la fuente, la operación cuenta con el apoyo del ejército que nos sigue concibiendo como sus enemigos por exigir el respeto a nuestros derechos.

La fuente de la información nos dice que algunos de los militares de la brigada 17 conocen de los propósitos.

Esta se acercó para informarnos que sabía que somos gente inocente, que nuestro delito para los militares y paramilitares, es denunciar sus atropellos y exigir el derecho a la Consulta y Consentimiento frente a todos los proyectos que se pretenden implementar en nuestro territorio.

Sabemos y el mundo sabe que nunca hubo desmovilización real paramilitar en Colombia, que hoy en gobierno colombiano los camufla de diferentes nombres Bacrim, Aguilas Negras, Rastrojos etc., y muchos hechos han demostrado que su estructura no ha cambiado, como no ha cambiado su alianza con las fuerzas
militares del Estado. 


En Turbo, en Riosucio, en Tumaradó están ellas y ellos a la vista del todo el mundo, conviven con autoridades, se les ve en conversaciones con integrantes de la Fuerza Pública, en que se diferencian del pasado, en que antes estaban ahí de camuflado y ahora están de civil, combinan armas cortas y guardan en escondrijos armas largas que las tienen al lado y que ahora quieren controlar los territorios para agronegocios,obras de infraestructura.

La información de hoy, nos trae a la memoria lo sucedido en el 1997 con “Operación Génesis” donde asesinaron a Marino López y luego 84 personas mas, generó el desplazamiento de más de 3800 personas de Cacarica y Salaquí en la operación ordenada por el General Rito Alejo del Río. Desplazamiento que se encuentra en impunidad.

Desde hace 14 años resistimos en medio del conflicto por la vida y la defensa del territorio y día a día construimos propuesta en la búsqueda de la verdad y la justicia, es por eso que llamamos al mundo a que nos acompañen cuando la situación tiende a agudizarse pues el interés por nuestro territorio por parte de los poderosos aún no termina.

Así como hemos condenado los asesinatos de civiles cometidos por la guerrilla de las FARC, hoy rechazamos las actuaciones de la fuerza pública que han causado graves infracciones al derecho humanitario y violaciones de derechos humanos.

Durante los últimos meses se han presentado sobrevuelos continuos de helicópteros y avionetas militares durante la noche y el día en las madrugadas, que pasan muy cerca sobre las Zonas Humanitarias y de los caseríos vecinos. 


Estos sobre vuelos han causado temor y pánico a la población, pues en meses pasados la fuerza pública realizó bombardeos y ametrallamientos donde murieron civiles en El Truandó, personas que no tienen que ver con el conflicto armado.

En los lugares de trabajo de los habitantes de las Zonas Humanitarias y en las Zonas de Biodiversidad han aparecido letreros que manifiestan lo siguiente. “guerrillero desmovilízate tu familia te espera”. Estas pintas son un falsa acusación, son un señalamiento con el cual se pretende estigmatizar, justificar las agresiones pues no son albergues de la guerrilla ni lo han sido son mecanismos de protección del territorio.

Miembros de la fuerza pública han ofrecido dinero a miembros de las zonas Humanitarias para que brinden información del paradero de la guerrilla pretendiendo desconocer nuestro proyecto de vida, pretendiendo involucrarnos en su guerra, que no es la nuestra, de ahí sus retaliaciones.

El pasado 24 de Agosto a las 8.00 pm. en la comunidad Quebrada Bonita donde trabajan integrantes de CAVIDA, se produjo un sobrevuelo con la avioneta exploradora, 10 vueltas continúas sobre la casa en que se albergan integrantes de los consejos comunitarios.

Confiamos en su solidaridad para evitar una incursión paramilitar en el territorio que afecte la vida e integridad de los afrocolombianos, indígenas y mestizos que habitamos en Cacarica.

Familias de consejos comunitarios de Cacarica, asociados en Comunidades Autodeterminación, Vida, Dignidad, CAVIDA