2011/10/29

Masacre anunciada: 300 fusiles con destino a los paramilitares ingresaron a Curvaradó

Más de 300 fusiles con destino a los paramilitares ingresaron a 
Curvaradó en un camión que atravesó por el caserío de Pavarandó donde se 
encuentra un retén policial. De acuerdo con la información recibida con 
este armamento se pretende reforzar las operaciones de control 
territorial con la dotación a jóvenes que vienen siendo reclutados en 
diversos municipios del eje bananero.

Los paramilitares desde abril pasado ingresaron a Jiguamiandó en cuyos 
limite vienen implementando la siembra de coca e instalaron laboratorios 
de cocaína, que ha salido en medio de 4 retenes policiales y militares. 
Un número aproximado de 300 paramilitares se movilizan desde esa fecha 
entre Pavarandó , Belén de Bajirá y Curvaradó y otros 200 se mantienen 
en Jiguamiandó

En esta misma estrategia de control han amenazado de muerte en Llano 
Rico a jóvenes que consumen algún tipo de droga y han militarizado entre 
Pavarandó (Resguardo Indígena) y Apartadocito (Territorio Colectivo) 
donde también se han sembrado decenas de hectáreas con coca por parte de 
los paramilitares

Igualmente en el territorio comunitario de Camelias, en Curvaradó, 
continúa la ocupación ilegal de predios en los que se instaló una Zona 
de Biodiversidad, los invasores destruyeron siembras de pan coger.

Continúa la operación paramilitar en los territorios colectivos de 
Jiguamiandó y Curvaradó, sin que se hayan adoptado medidas eficaces de 
prevención de daños irreparables a la población afromestizas e indígena.

Bogotá, D.C. Octubre 26 de 2011

COMISIÓN INTERECLESIAL DE JUSTICIA Y PAZ